Arquitectura griega: partes del templo griego

Una vez que ya sabemos distinguir los diferentes tipos de templos griegos que se construyeron en la Antigüedad,  ha llegado el momento de centrarnos en descubrir cuáles son sus partes, así como los elementos arquitectónicos que formaban parte de su decoración.

Partes del templo griego

Como ya vimos en el artículo dedicado a las diversas tipologías de los templos griegos, las partes de las que vamos a hablar a continuación pueden estar presentes en ellos o no, dependiendo de su tamaño.

Partes de las que se compone un templo griego:

Pronaos, espacio que suele estar colocado delante de la nave (naos) principal y que sirve como vestíbulo al espacio que se coloca justo detrás. Tiene las mismas proporciones que el Opistódomos.

Naos, también llamada cela, es el espacio central del templo. De planta rectangular, puede estar rodeada por columnas en su interior o presentar los muros desnudos. En su interior se encontraba colocada la estatua del dios protector de la ciudad.

Opistódomos, situada en la parte posterior a la Naos, este tipo de cámara no se encontraba comunicada con ninguna de las demás partes. La única manera de poder acceder a ella, era rodeando el templo. ¿Qué función tenía el Opistódomos? Servir como almacén para los objetos utilizados en el culto y el tesoro del templo.

Elementos que forman parte del templo griego

Ya que la inmensa mayoría de actividades relacionadas con el culto a los dioses, se realizaba en el exterior de los templos, la decoración de estos se realizaba en lugares como: el frontón, entablamento o las metopas.

Comenzamos hablando del Frontón, también conocido como Frontis. Conocemos por frontón al espacio triangular que se encuentra en la parte superior de la fachada. Dentro de este lugar, nos encontramos con el tímpano, el cual suele estar decorado con elementos mitológicos variados.

Rodeando la parte superior del templo y situado justo debajo del alero del tejado, nuestra vista topa con el entablamento. Este elemento en el que se combina el aspecto decorativo con el estructural, se encuentra compuesto por una serie de molduras, alberga tres partes bien diferenciadas: el arquitrabe, el friso y la cornisa.

Arquitrabe, parte más baja del entablamento, la cual se apoya sobre los capiteles de las columnas.

Friso, es el centro del entablamento y se dividía en triglifos (los cuales servían tanto como decoración, como separación) y metopas, las cuales se decoraban con todo tipo de relieves de temas mitológicos.

Cornisa, la cual se encontraba dispuesta sobresaliendo sobre el friso.

Be Sociable, Share!