El desastre del Maine

el maine explota

Cuando sucedió el atentado del 11S, en el cual cayeron las Torres Gemelas y murieron miles de personas, fueron muchos los que dijeron que se había tratado de un atentado hecho por el propio gobierno de los USA, con el fin de justificar la guerra.

periodico maine

Esto sería una barbaridad si no fuera porque los Estados Unidos ya han hecho algo similar, siendo el caso más famoso el hundimiento del Maine.

¿Qué ocurrió con el Maine?

Desde 1985 Cuba y España estaban en guerra. La isla se quería independizar, pero a España no le interesaba, pues la isla era la principal productora de azúcar del mundo, lo que hacía que España ganase mucho dinero.

Los Estados Unidos sabían que si la isla se independizaba, de inmediato caería en sus manos y con ello todo el dinero de la producción de azúcar.

maine hundimiento

Por eso decidió actuar, al principio sólo apoyando a los rebeldes en todo lo que podía. Como eso no surtió efecto mandó a uno de sus acorazados con el fin de intimidar a España.

Estados Unidos era la nación más poderosa del momento en lo militar, pero necesitaba una razón para atacar a España, razón que no encontraba.

El Maine se hunde

El 15 de febrero de 1898 en el Maine hay una terrible explosión y el barco se hunde, matando a decenas y decenas de marineros.

Esta explosión parecía un accidente, y más cuando ya habían ocurrido otros accidentes con barcos similares, en los cuales explotó la caldera de combustión.

La explosión fue aprovechada por los Estados Unidos, los cuales lanzaron una campaña contra los españoles, los cuales supuestamente habían atacado uno de sus barcos sin hacer una declaración de guerra.

el maine explota

Sus periódicos se pusieron en marcha para caldear a la opinión pública, de manera que ya tenían el motivo para declarar la guerra a España, algo que hicieron.

La potencia militar de los Estados Unidos hizo que España perdiese su última colonia en muy poco tiempo, perdiendo así una notable fuente de ingresos y sumiendo al país en lo que se denominó “La Crisis del 98”.

Hoy en día, muchos investigadores creen que el hundimiento del Maine no fue un accidente, sino que fue hecho por los propios Estados Unidos, con el fin de poder declararle la guerra a España.

Be Sociable, Share!

Un comentario

  • -El hundimiento del “Maine” fue una acción perpetrada por el gobierno USA, con el apoyo de la prensa sensacionalista y amarilla de los “señores” W.R. Hearst y Joseph Pulitzer, para justificar la entrada de los estadounidenses en la guerra de Cuba, mintiendo descaradamente al pueblo americano, cosa que ya habían hecho antes, en la guerra de Secesión (1861-1865) diciendo que se hacia por la liberación de los esclavos en el Sur, cuando el verdadero objetivo era echarle el guante a las materias primas de los estados sureños. En el hundimiento del “Lusitania” en la Primera Guerra Mundial (1914-1918) se torpedea a este transatlántico y mueren mas de mil pasajeros, los alemanes dicen que fueron ellos, pero la explosión en el interior del buque fue mucho mayor a lo que el torpedo alemán podía hacer en aquella época, nunca al igual que con el”Maine” se permitió hacer un estudio en el interior del pecio, es mas fue utilizado para practicas de tiro por los británicos, con lo que no quedo casi nada, pero eso si Estados Unidos entro en la guerra. En la guerra de Vietnam se inventaron el ataque a cinco destructores USA en el golfo de Tonkín, por parte de los vietnamitas, que no tenían ni marina, pero entraron en la guerra con esta excusa. Y así hasta lo de las armas de destrucción masiva en Irak, engañando a ciudadanos y aliados. Es lo que tiene la democracia, que para tomar decisiones bélicas hay que mentir al pueblo, porque a la hora de votar, como en España ha sucedido te puede costar el gobierno, pero en esto los americanos son unos maestros, llevan doscientos años tomándoles el pelo a los ciudadanos, aunque a estos parece que les importa poco, al menos hasta que empiezan a llegar los cadáveres de los suyos. Poco fiables son los amigos “Yanquis” en estas cuestiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *