¿Fueron los templarios los primeros banqueros?

bancos templarios

Casi siempre tendemos a pensar que lo que tenemos hoy en día ha sido siempre así, lo normal durante toda la historia, pero lo cierto es que no siempre se ha podido acceder a los créditos rápidos o se ha podido ir al banco a sacar dinero de tu cuenta en cualquier parte del mundo.

templarios dinero

De hecho, no fue hasta bien avanzado el siglo XII (cuando apareció la Orden del Temple) cuando se esbozó lo que serían los cimientos de los bancos modernos y de los créditos que ahora podemos obtener en nuestro banco si demostramos solvencia.

Los templarios inventaron los primeros “cajeros” internacionales

Los templarios son conocidos por muchos motivos, pero en especial por las cruzadas para recuperar Tierra Santa, que era para lo que estaba creada esta orden de monjes guerreros.

Como ocurre ahora, cuando alguien viaja necesita dinero para los gastos. Ahora nos metemos una Visa en el bolsillo y podemos sacar dinero o pagar en cualquier parte del mundo, pero durante la Edad Media encontrar un cajero era un poco complicado.

Además, no había monedas como las de ahora y era normal pagar con oro o plata, que tiene un peso importante, sobre todo si llevas mucha encima (con el riesgo que ello supone)

Los templarios fueron los que dieron la solución al problema  gracias sobre todo a su honestidad, pues todo el mundo se fiaba de ellos.

De este modo, inventaron los cajeros sin que hubiese electricidad ni dinero de plástico, siendo el funcionamiento muy sencillo, aunque ellos fueron los que lo idearon.

bancos templarios

El caballero que se iba a la cruzada ponía el dinero en la encomienda del Temple más cercana (que hacía de sucursal bancaria como la que tienes al lado de casa) y mediante un documento podía sacar el dinero una vez llegaba a Tierra Santa, como si de un cajero actual se tratase.

Gracias a la riqueza que obtuvieron comenzaron a ofrecer préstamos

Los templarios se hicieron muy ricos gracias a los servicios que prestaban y a que muchos nobles les dejaban propiedades en herencia con el fin de que las usaran para financiar las cruzadas.

Eso hizo que los caballeros templarios empezasen a prestar, tal y como lo hacen hoy los bancos, unos préstamos que fueron el principio del fin, una de las causas de la persecución y disolución de la orden por el rey francés Felipe IV.

Al igual que se hace hoy en día, los templarios daban préstamos a cambio de un interés y pidiendo garantías, préstamos a los que evidentemente sólo tenían acceso personas acaudaladas, como nombres y reyes.

sitios templarios

Los libros de historia nos dicen que los templarios eran poco piadosos, a pesar de ser religiosos, y que no perdonaban una, como pasa con los bancos de nuestros días.

Así, pasarse de la fecha de pago comportaba multas (los conocidos hoy como intereses de demora y parece que no les temblaba el pulso a la hora de embargar los bienes que los que pedían el préstamo dejaban como garantía.

Felipe El Hermoso les debía dinero

Felipe IV de Francia, también conocido como Felipe el Hermoso era una de las personas que les debía dinero.

De hecho, este rey, con ayuda del Papa, logró que a principios del siglo XVI la orden fuese disuelta siendo capturados la mayoría de sus miembros y torturados, por lo que confesaron todo tipo de aberraciones.

¿Les pudo la avaricia a los templarios?

 

Compartenos por