Martín Lutero, el padre de Protestantismo

Martín Lutero

A pesar de que han pasado unos cuantos siglos desde que Martín Lutero clavara sus 95 tesis en las puertas de la iglesia de Todos los Santos de Wittenberg y que cada una de las diferentes corrientes que surgieron tomando sus ideas como base adquirieron entidad propia, todavía hoy en día multitud de personas siguen refiriéndose a luteranos, calvinistas…etc. como protestantes. ¿Por qué se les llama de esta manera? Quédate hoy con nosotros a descubrir porque les llamamos protestantes y que tiene que ver Lutero en todo esto.

¿Quién es Martín Lutero?

Martín Lutero fue un monje alemán que se levantó contra el desastroso estado en el que se encontraba la Iglesia Católica del siglo XVI. Un alzamiento, que en principio no perseguía Lutero, ya que el objetivo primordial que perseguía con sus 95 tesis era hacer una crítica a todas aquellas prácticas que no se adecuaban demasiado a los preceptos que aparecen en las Sagradas Escrituras.

¿Qué es lo que a Lutero criticaba en sus 95 tesis? La excesiva facilidad con la que desde la Iglesia se repartían indulgencias (perdonar los pecados, liberarse de la prohibición de comer carne durante la Cuaresma…etc.) a cambio de sumas de dinero, que casi siempre solían ir a parar a los bolsillos de las altas esferas eclesiásticas. Y no es lo único que a Lutero le parecía digno de criticar, ya que también consideraba deleznable el comportamiento de todos aquellos eclesiásticos que no respetaban sus votos, practicaban el concubinato, abusaban de su poder…etc.

Lutero

Una crítica, que no esperaba que saliera del pequeño círculo universitario, la cual rápidamente se extendió por toda Alemania, llegando en un muy poco tiempo a los oídos del Papado. ¿Y qué pasó? Pues que sus superiores le conminaron a retractarse de sus ideas, ya que estas les parecían algo que no se correspondían con la realidad y podían convertirse en un arma muy peligrosa para los detractores del poder papal.

¿Se retractó Lutero de sus ideas?

No solo no lo hizo, sino que al contar con el apoyo y protección de Federico III Elector de Sajonia (entre otros muchos príncipes del Sacro Imperio Romano germánico), Lutero decidió seguir adelante e iniciar con sus ideas una campaña para intentar empujar a que el Papado se decidiera a reformar su podrido interior.

Convencido plenamente del papel que podía tener en la Reforma, decidió escribir toda una serie de artículos, que se expandieron rápidamente por el Imperio gracias a una revolucionaria invención, la imprenta de Gütemberg.

¿Quieres conocer cuales fueron las consecuencias de sus acciones? No te pierdas nuestro próximo artículo sobre el Protestantismo.

 

Compartenos por

Un comentario sobre “Martín Lutero, el padre de Protestantismo”

Los comentarios están cerrados.