Arquitectura romana II

74 / 100 Puntuación SEO

Como ya os contamos en la anterior entrega dedicada a la Arquitectura Romana , hoy vamos a hacer un nuevo artículo centrándonos en los edificios que fueron creados por los romanos y como estos van evolucionando a lo largo del tiempo.

¿Qué tipos de edificios construyeron los romanos?

Los romanos no solo adoptaron y adaptaron a sus necesidades edificaciones creadas por los griegos o los etruscos (como los templos), sino que también crearon toda una serie de nuevos edificios que podemos ver a lo largo y ancho del Imperio, sobre los que os vamos a hablar a continuación:

Maison Carrée (Nimes)

Los templos romanos

Tal y como hemos apuntado hace escasos segundos, los templos romanos pese a estar muy influenciados por el modelo de templo etrusco y griego (mucho más del primero de lo que comúnmente se piensa), poseen multitud de elementos diferenciadores.

¿Qué novedades introducen los romanos en sus templos? Un pórtico columnado en la parte frontal, triple cella (a imagen y semejanza de los etruscos) con la estancia central más grande para acoger a triadas de divinidades y un pódium elevado en cuyo centro se colocan las escaleras para poder acceder al templo.

Estas novedades que podemos encontrar en la mayoría de los templos romanos podían variar dependiendo de su ubicación geográfica. Así, por ejemplo, como vemos en la Maison Carrée las columnas que rodean la cella se sustituyen por pilastras.

Otra variante de los templos prototípicos de influencia griega son los templos de planta circular, cuyo mejor y más conocido ejemplo es el Panteón de Agripa (cuyo aspecto actual debemos a la reconstrucción realizada por Adriano en el 126 d.C). Un templo que destaca por su monumentalidad y la utilización de forma muy inteligente para crear su grandiosa cúpula de hormigón.

Basílica de Majencio

Basílicas

Aunque no es una construcción creada desde cero por Roma (era utilizada por los griegos, tal y como atestigua la sala hipóstila de Delos, construida en el s. III a.C), la basílica se desarrolló y adquirió la tipología que todos conocemos en la actualidad.

¿Para qué se empleaban las basílicas en el mundo romano? Las basílicas se utilizaban para acoger todo tipo de reuniones de tipo judicial, político y comercial.

Las basílicas eran grandes salas de forma rectangular, cuyo espacio se encontraba compartimentado por dos filas de columnas que dividían el espacio en tres naves (siendo la central de mayores dimensiones).

Teatro de Jerash (Jordania)

Teatros

Otra de las edificaciones que los romanos tomaron del mundo helenístico fueron los teatros. ¿Existe alguna diferencia entre un teatro romano y un teatro griego? Por supuesto, en los teatros romanos las gradas llegan hasta la scaena, es decir, que la cavea llega hasta el escenario donde se representa la obra. No es el único cambio, ya que estos teatros también podían contar con toldos o cubiertas de madera para proteger a los espectadores.

Otra diferencia entre los teatros griegos y los romanos, es que en estos últimos no hacía falta disponer de una colina natural para su construcción. Gracias al hormigón y el uso de las bóvedas de cañón para cubrir los espacios y repartir el peso del edificio, los teatros romanos podían realizarse en cualquier tipo de terreno.

Coliseo
Anfiteatro Flavio

Anfiteatros

Ningún otro edificio muestra tan claramente la magnificencia de Roma como el Anfiteatro Flavio, más conocido como Coliseo.

Un edificio que al igual de sus hermanos más pequeños que se pueden ver en varias de sus antiguas provincias, nace de la necesidad de crear un nuevo lugar en el que se puedan dar cabida a espectáculos tan conocidos como las luchas de gladiadores o las venationes (y otros menos conocidos como las naumaquias o luchas navales)

¿Cómo es la planta de un anfiteatro? Son edificios de planta oval, cuyo eje más grande se dispone en dirección norte-sur y en los que las gradas se disponen rodeando la arena de forma escalonada. En su interior poseían toda una serie de pasillos y corredores que facilitaban la aparición de los animales, gladiadores o cualquier otro elemento en la arena.

Esta compleja estructura interna se reforzaba en el exterior por medio de la utilización de contrafuertes, arquerías…etc.

Descubre más detalles sobre otros edificios romanos en nuestro siguiente artículo

Un comentario sobre “Arquitectura romana II”

Los comentarios están cerrados.