Bastardos reales en la Historia de España

Juan de Austria

Tal y como ya os contamos hace algunos días en nuestra página hermana de Facebook, vamos a dedicarle una serie de artículos a los bastardos reales que han existido en las diferentes casas reales que han regido los destinos de España.

¿Por qué empezar una serie de este tipo? Pues porque es algo que se ha puesto de actualidad gracias a las demandas de paternidad que se han interpuesto en los últimos meses contra el Rey emérito Juan Carlos I.

¿De dónde procede la palabra bastardo?

Al igual que sucede con multitud de historias, se desconoce con total seguridad cual es el verdadero origen de la palabra bastardo. Existen infinidad de teorías que sitúan su origen en lenguas tan dispares como el francés, el árabe, germánico e incluso el latín. Un enorme grupo a pesar de su heterogeneidad suele confluir hacia un lugar o profesión común: los graneros y los albarderos.

¿Ha sido siempre su figura denostada por la sociedad?

A pesar de que hoy en día eso de que te llamen bastardo puede resultar una ofensa bastante grande, no siempre se le ha dado el sentido peyorativo que tiene para nosotros.

, en la época medieval o moderna, tan solo quería decir que tu madre o tu padre te había concebido fuera de una unión sancionada por la Iglesia. Una condición, que en multitud de casos no les impedía acceder a los más altos resortes del poder. Incluso, como podréis ir comprobando en artículos sucesivos, algunos de estos bastardos fueron reconocidos por sus padres, llegando a convertirse en herederos de sus territorios.

Un comentario sobre “Bastardos reales en la Historia de España”

Los comentarios están cerrados.