Causas de la caída de Roma

Sobre las causas de la caída del imperio romano, nos referiremos a la caída del Imperio Romano de Occidente, se han escrito ríos y ríos de tinta, sobre todo desde que en 1776 el historiador británico Edward Gibbon  escribiese su obra “Historia de la decadencia y caída del Imperio romano”, una obra que terminó en 1788 que aún hoy se edita y que sembró las bases para todo lo que se ha escrito después.

En este artículo vamos a ver algunas de las causas más importantes, no todas porque sería imposible dado que no hay una sola, sino que son muchas las que confluyeron para que el Imperio más poderoso que ha existido nunca se diluyese como un azucarillo.

La separación del Imperio marca el inicio de la decadencia

El Imperio romano de Occidente cae en el año 476 de nuestra era cuando es depuesto Rómulo Augusto, el último emperador de Occidente, pero lo cierto es que la caída de Roma comienza mucho antes.

En concreto, muchos historiadores la sitúan en el año 395 de  nuestra era el inicio de la decadencia del Imperio, cuando muere Teodosio I (emperador que era de origen español) y separa el Imperio en dos, dándole cada mitad a uno de sus hijos.

Esa división no sirvió más que para debilitar al Imperio, multiplicando los km de frontera a defender y haciendo lo propio con los gastos en una época en la que los bárbaros ya estaban empujando fuerte en Occidente.

El cristianismo

El cristianismo también puso su grano de arena para que el Imperio romano de Occidente se desmoronara, socavando en este caso las costumbres romanas, su forma de vida.

Este culto mistérico que provenía de oriente se fue introduciendo poco a poco en Roma a pesar de que los emperadores lo reprimieron con fuerza, quizá sabiendo lo que significaría que se extendiese.

la caida del imperio romano resumen

La civilización romana era conquistadora y guerrera, pero el cristianismo propugnaba lo contrario, la paz y respetar la vida ajena, unas enseñanzas que se extendieron poco a poco y de forma mayoritaria cuando Constantino el Grande proclamó el Edicto de Milán para proteger a una religión que se había extendido ya sin remisión.

Se puede decir que el cristianismo acaba “con la forma de ser” de los romanos, por ejemplo haciendo mucho más difícil tener esclavos, algo que afectó, mucho a la economía.

La economía empieza a desmoronarse desde el siglo II

El Imperio romano había ido creciendo sin parar, anexionándose nuevas tierras, consiguiendo esclavos, materias primas, etc.

A partir del siglo II estas conquistas paran y además poco a poco el cristianismo se extiende, como hemos visto antes, y los esclavos comienzan a ser liberados.

aparecio el imperio romano de occidente

Poco a poco la mano de obra comienza a escasear, la sociedad romana era esclavista y sin saber muy bien cómo ahora faltan personas para trabajar en todas partes, algo que hizo que la economía comenzase a fallar.

Los bárbaros son la gota que colma el vaso

Como he dicho al principio, por la extensión no podemos tratar todas las causas de la caída del Imperio romano, pero sí las más importantes.

Entre esas causas importantes, quizá la que más es la invasión de los bárbaros, la cual llega cuando el Imperio ya está dando sus últimos coletazos para terminar con él, para barrerlo sin posibilidad de que se levante.

caida del imperio romano de occidente

Las invasiones no eran algo nuevo para los romanos, ya que desde el siglo I de nuestra era estos pueblos comenzaron a presionar las fronteras, pero entonces el Imperio podía mantener las fronteras.

Sin embargo, a partir del siglo V el avance de los bárbaros ya no se pudo controlar de ninguna manera, entrando estos pueblos por todas las fronteras del Imperio, marcando un antes y un después el saqueo de Roma en 410 dirigido por Alarico.