El matrimonio Arnolfini

 

Cuadro pintado por Jan Van Eyck en 1434. Actualmente se halla en la National Gallery de Londres. Pertenece al estilo gótico de los primitivos flamencos y está hecho al óleo sobre tabla de roble. Mide 82 X 60.

La escena que se representa es de interior, en una alcoba, con el dosel de una cama al fondo. La nota del perrito y los zuecos en el suelo da un aire de costumbrismo y cotidianeidad a toda la escena. La luz del cuadro penetra a la izquierda, por la ventana. En el espejo del fondo se ve reflejada la figura del propio pintor y en el marco del espejo hay una leyenda en latín que dice: “Johanes de Eyck fuit hic, 1434”. Más que una firma los expertos lo han querido ver como una especie de acta, de testimonio. Y por eso se ha pensado que lo que el cuadro representa en realidad es el momento del enlace entre Giovanni y Giovana ArDetalle espejonolfini. En aquel momento no era preceptivo que los matrimonios se celebrasen en un templo religioso, pero si eran necesarios los testigos.

Prueba de la profesión del retratado, rico comerciante textil, es la lujosa alfombra e incluso los ropajes y el dosel de la cama. Las telas son profusamente retratadas y apreciamos cada pliegue. Los colores dominantes son el rojo y el verde, con todo su simbolismo dentro de la vida matrimonial: el rojo de la pasión y el verde de la fertilidad. Y a esta misma fertilidad parece aludir la figura de vientre abultado de la desposada, que sugiere un embarazo, así como la imagen de Santa Margarita, patrona de los partos. Pero no faltan expertos que afirman que puede que no haya embarazo, sino que la forma del vestido era una moda del momento.

Van Eyck es uno de los primeros que pinta al óleo y que usa la técnica de la veladura e inicia una forma distinta de perspectiva.

 

 

 

 

 

4 comentarios sobre “El matrimonio Arnolfini”

  1. çGraciasssssssssss!!! Adoro a los flamencos. Y sobre todo estos cuadros con tantas claves ocultas…Me vuelven loca…Porque yo los miro y no veo nada…Qué pena!!! GRaciassssss!!!

  2. A mi este siempre me ha gustado mucho, no me preguntes por qué. Ahora que recuerdo, me tocó en un examen de Medieval y bien contenta que me puse.

  3. Que suerte, debe ser maravilloso explayarse con este cuadro y más sabiendo lo mucho que sabes.
    Te digo lo mismo, yo tampoco sé porque, pero saqué la imagen de internet, la imprimí, la plastifique y la tengo por todas partes. Me atrae muchísimo. Me quedo tonta mirándola.

  4. cuando termine la carrera jejejejej, me regalaré uno de esos libros de arte donde te descubren todos los enigmas y claves escondidas en los cuadros. Pues no queda, para que pase eso.

Los comentarios están cerrados.