Santa María de Eunate en Navarra

Situada a pocos kilómetros de Puente la Reina, forma parte del camino de Santiago, del “camino francés”. Es del siglo XII y una de las pocas iglesias románicas españolas construidas con planta octogonal, lo cual ha hecho pensar que esta iglesia hubiese pertenecido al Temple, por su parecido a la planta del Templo de Salomón en Jerusalén; aunque otras teorías la asocian con la orden de los Caballeros Hospitalarios. Documentos aparecidos en 1520 demuestran que ha servido de enterramiento a nobles damas, entre las cuales pudo estar la reina Sancha de Navarra. Ha servido de acogida a los peregrinos que desde Roncesvalles o Somport precisaban descansar en su camino a Compostela.

Una arquería recorre la iglesia exteriormente, como si se tratase de una especie de claustro descubierto. Una de las notas que más llaman la atención son los 33 arcos, de distintas longitudes, que la rodean. Tienen distintas longitudes, al igual que tampoco son iguales todos los capiteles. Su decoración es muy variada, desde motivos vegetales, volutas, mascarones, motivos zooomorfos o escenas bíblicas que aparecen desdibujadas por el tiempo.

El interior, al igual que sucede en la iglesia de la Vera Cruz de Segovia, produce en el visitante, cualquiera que sean sus creencias, un intenso efecto espiritual.Quizá sea el ábside lo que más llama la atención. Se estructura en tres pisos, siendo ciega la arquería del inferior. Se cubre el ábside con una bóveda de cuarto de esfera apuntada. Como no podía ser de otra manera, también la cúpula es octogonal, aunque ninguno de los lados del octógono sean iguales.

Su nombre en euskera significa cien puertas, aunque hay otra versión que dice que procede del vocablo “onate”, que significa buena puerta.

4 comentarios sobre “Santa María de Eunate en Navarra”

Los comentarios están cerrados.