Los trabajos de Hércules IV

Yeguas de Diomedes

Trabajar en pleno agosto con todo el mundo de vacaciones, es para multitud de personas una carga complicada de llevar. Carga, que se les haría mucho más liviana si conocieran todo lo que tuvo que sufrir Heracles para completar los trabajos de los que llevamos hablando desde hace varias semanas en nuestra web,

Unos trabajos de Hércules que si todo marcha como esperamos, concluiremos el próximo lunes o martes de la próxima semana.

Hoy en nuestra penúltima entrada sobre los trabajos de Heracles, nos referimos a:

Yeguas de Diomedes

Robar las Yeguas de Diomedes

Las Yeguas del rey Diomedes, eran unos terribles animales, cuya dieta se basaba en la ingesta de carne humana. ¿De dónde salía su comida? De los pobres incautos, que aceptaban la generosa invitación de Diomedes y a los cuales, asesinaba para darles de comer a sus crueles yeguas.

Alertado Heracles de esta particularidad, acudió a su encuentro, junto a un grupo de soldados con los que logró vencer a Diomedes y quedarse con sus yeguas.

Robar el cinturón de Hipólita

Robar el cinturón de Hipólita

La reina de las amazonas, Hipólita, poseía un maravilloso cinturón mágico, que era regalo de su padre. Tal era la fama de este cinturón, que todas las hijas de los nobles y los reyes, querían poseerlo.

Dada la fama que tenían las amazonas, nadie se atrevía a realizar semejante acción, ya que las consecuencias para el ladrón, podrían ser terribles si era descubierto.

Obligado a cumplir su tarea, Hércules se adentró en el peligroso territorio de las amazonas, del que consiguió salir ileso y llevarse el cinturón sin problemas. ¿Cómo lo consiguió? Sobre como logró Heracles este objeto, existen varias versiones, que os vamos a relatar de forma breve a continuación.

  • En la que el atractivo del héroe, enamora de tal manera a Hipólita, que le da sin pensárselo el cinturón.
  • Dado que la reina Hipólita, no pensaba desprenderse de tan preciado objeto, Heracles, decidió secuestrar a la hermana de la reina, para pedirle el cinturón como rescate. ¿Lo consiguió? Por supuesto, no iba a dejar desamparada a su hermana.

Robar el Ganado de Gerión

Robar el Ganado de Gerión

Aunque robarle el ganado a Gerión, era una tarea bastante complicada, lo peor fue llevar a las vacas hasta el reino de Euristeo.

En su periplo, tuvo que hacer frente a robos, inundaciones y muchas otras calamidades, creadas por la diosa Hera, para impedir que Heracles consiguiera llegar a su destino con el rebaño entero.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *